De recetas

¿Conoces la sencilla receta que inventó Santa Teresa de Ávila? … aquí te la traemos

Mulieris Hoy – 01 de diciembre de 2017 – Santa Teresa de Jesús, la religiosa española reformadora de la Orden del Carmelo, se le conoce por su gran cercanía a Dios, por sus dones místicos, por su capacidad para las letras y, sobre todo, por su testimonios de santidad… Pero ¿Sabías que ella inventó las papas fritas?

Por lo menos esto es lo que asegura el belga Paul Ilegems, profesor de historia del arte, fundador del “Friet Museum”, dedicado a este peculiar plato, y autor de cuatro libros dedicados a la cultura de las patatas fritas.

En un documental, Ilegemns da una teoría: “Érase una vez una patata frita, que el primer ancestro de esta forma de consumir la solanácea del altiplano andino se remonta al  siglo XVI, cuando Teresa de Ávila curaba a enfermos alimentándolos con el tubérculo frito en aceite de oliva”.

El experto llegó a esta conclusión tras estudiar algunas de las cartas de la santa en las que hablaba de este producto, una de ellas la que escribió a la madre superiora del Convento del Carmen de Sevilla, la Madre María José, donde le agradeció el envío de las papas y otros alimentos. En el documento, escrito el 19 de diciembre de 1577 en Ávila, Teresa de Jesús dice: “La suya recibí, y con ella las patatas y el pipote y siete limones”.

Se cree que fue gracias a los hermanos y el padre de Teresa que la santa conoció las propiedades alimenticias de este producto y que muy pronto lo incorporó en sus conventos.

Foto: Stephanie McCabe on Unsplash

La receta

Ingredientes:

  • Dos papas grandes con una longitud entre 7 y 15 centímetros.
  • Aceite de oliva.
  • Sal al gusto.

Preparación: Pela y corta las papas en forma de bastones con un grosor aproximado de un centímetro. Aparte pon a calentar el aceite con una temperatura ideal de 140oC. Para comprobar la temperatura echa una miga de pan, si cae el fondo, significa que está a punto. Luego, y en varias tandas, ve introduciendo los bastones de papas hasta que estén ligeramente doradas y déjalas en reposo en un recipiente aparte, para prepararlas a una segunda fritura que se debe realizar cuando el aceite alcance los 180oC. La manera de comprobar el aceite es lanzar otra miga de pan; si esta empieza a flotar, el aceite está listo. Las patatas se introducen de nuevo por tandas dejándolas freír por dos minutos hasta que estén crujientes. Se retiran y se dejan reposando por pocos minutos sobre papel de cocina, y están listas para la mesa. Como opción, se les agrega sal al gusto y algunas especias.

Fuente: Meridianos.

Comunicadora Social y Periodista, Experta en Comunicación Social. Hija de Dios, hija, hermana, novia y amiga. Apasionada por contar historias y escribir, y por la fotografía. En Instagram: @photosmtg - Twitter:@sonysonido.

Un Comentario

  • María Teresa

    Si había leído que los hermanos tan Santa Teresa,entre ellos Rodrigo, bastante aventurero y andariego y quién vino a América, fue quien llevó a la Santa, las papas traídas de América y que fue también gracias a ella como se fue sembrando en los conventos y gracias a esto las patatas o papas fue sembrando,conociendo y esparciendo por España y Europa….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.